FG Wilson da el salto intercontinental

El Bósforo es una de las vías navegables más importantes y concurridas del mundo, conocido por la mayoría como la línea que separa Europa de Asia. También divide la importante ciudad de Estambul, hogar de 17 millones de personas.

Unos puentes enormes mantienen conectada la ciudad y en agosto de 2016 se inauguró otro más, el puente Yavuz Sultan Selim, con tráfico rodado y ferroviario, un puente que supuso una gran mejora en la infraestructura de transporte de la ciudad.

Se trata del puente colgante más alto del mundo —se eleva 322 metros sobre el agua—, y uno de los más anchos, con sus 58,5 metros de anchura. Cuenta con 8 carriles para automóviles y por él pasan la Autopista del Norte de Mármara y un sistema de ferrocarril de doble sentido. El puente cruza el estrecho a lo largo de 1408 metros y tiene una longitud total de 2164 metros.

FG Wilson Turquía fue la empresa elegida para proporcionar el suministro eléctrico para este enorme puente, y proveyó e instaló cuatro grupos electrógenos de 605 kVA para las torres del puente, la iluminación de la autopista, las escaleras mecánicas de las torres, las bombas de servicio, las unidades de deshumidificación y la iluminación arquitectónica. Para ponerlo en perspectiva, las necesidades de suministro eléctrico de este puente equivalen a las de un centro comercial de grandes dimensiones, dos hoteles de cinco estrellas o un hospital de 300 camas.

Yavuz Sultan Selim Bridge
de
Yavuz Sultan Selim Bridge

Los grupos electrógenos FG Wilson se encuentran situados en las torres europeas y anatolias del puente, están equipados con silenciadores de escape y están conectados a los controles BMS del puente. Para lograrlo, se personalizaron los cuadros de control FG Wilson PowerWizard 2.1 para poder realizar una supervisión del rendimiento y un control a distancia mediante TCP/IP.

A lo largo de todo el proceso, FG Wilson Turquía trabajó en estrecha colaboración con los equipos de ingeniería en Reino Unido de FG Wilson, asumiendo el proyecto desde el diseño y la fabricación hasta la instalación y puesta en marcha.

Y sobre la instalación, Koksal ER, CEO de FG Wilson Turquía, declaró: «Con un coste de casi 3000 millones de dólares, el puente Yavuz Sultan Selim es una de las mayores inversiones en infraestructura de Turquía y está suponiendo una gran diferencia para los habitantes de Estambul. Debido al enorme volumen de tráfico que pasa por el puente, el suministro energético ininterrumpido y continuo es de vital importancia. En FG Wilson Turquía nos sentimos muy orgullosos de suministrar sistemas de grupos electrógenos y estamos encantados de ver nuestra marca como el garante del suministro eléctrico para un proyecto de infraestructuras de este calibre».

Las unidades se fabricaron en las instalaciones de FG Wilson de Larne (Reino Unido), que alberga el centro de desarrollo y pruebas para grupos electrógenos más grande de Europa, construido con una inversión total de 26 millones de dólares.

Tras la finalización del proyecto, Ann Brown, directora general de FG Wilson, declaró: «Estamos encantados de participar en un proyecto tan relevante, un proyecto que está cambiando muy positivamente la vida de los habitantes de Estambul. Subraya la fiabilidad de los grupos electrógenos FG Wilson y la experiencia de FG Wilson Turquía y de nuestro equipo de ingeniería a la hora de gestionar el proyecto durante todo el proceso hasta la instalación, así como los elevados niveles de asistencia que ofrecerá FG Wilson Turquía al cliente para asegurar que nuestros grupos electrógenos disfruten de una vida útil prolongada, eficiente y productiva».