FG Wilson lleva a otro nivel la generación de energía en la Heron Tower

Cuando Skanska contrató a FG Wilson, fabricante líder de grupos electrógenos diésel y de gas, y a Bells Control Equipment Ltd., su distribuidor oficial en Reino Unido, para la instalación de 3 grupos electrógenos diésel de 2500 kVA (4016-TGR-3A) en la Heron Tower, el complejo de oficinas «6 estrellas» de Londres, el principal reto consistía en elevar el equipo de 20 toneladas de peso hasta la planta 42 de este nuevo y elegante rascacielos, y que dicho equipo resultara totalmente operativo.

Los grupos electrógenos, situados en uno de los puntos más elevados del país, proporcionan al edificio de 46 plantas un suministro eléctrico auxiliar de 7,5 MVA a 11 kV. Un año después de la finalización del proyecto, valorado en 3 millones de libras, los grupos electrógenos de FG Wilson siguen proporcionando un suministro eléctrico robusto y fiable a los inquilinos de la Heron Tower y garantizan el funcionamiento sin contratiempos de algunos de los bares, restaurantes y empresas internacionales más prestigiosos de Londres.

James Murphy, director de Bells Control, comentaba acerca del proyecto: «Trabajar a gran altura y los niveles de ruido y vibración fueron los retos más importantes durante el desarrollo del proyecto. Para superarlos, en Bishopsgate se instaló una grúa de elevación que se utilizó para elevar los grupos electrógenos hasta la parte superior del edificio de 230 metros de altura. Debido a las limitaciones de peso, los componentes de los grupos electrógenos se descargaron, colocaron y volvieron a montar en la sala para grupos electrógenos, construida en la planta 42. Para mantener al mínimo los niveles de ruido y vibración, en las plantas 42 y 43 se diseñó y construyó una sala acústica. Esta sala acústica estaba completamente aislada de la estructura principal e incorporaba atenuación de entrada/salida, silenciadores de los gases de escape y un sistema para los gases de combustión».

El nivel sonoro de la sala acústica estaba fijado en 75 dB (A) a 1 metro y 35 dBA en el espacio de oficinas más cercano. La reducción de la vibración obtenida superaba los requisitos de las normas británicas al 98,8 %. Como parte del proyecto, Bells Control instaló radiadores remotos en la planta 43, además de tubos de conexión entre el motor y el radiador.

En el sótano, Bells instaló un tanque de almacenamiento a granel de diésel de 42 000 litros con bombas dobles y una capacidad de bombeo de hasta 45 plantas (22 bar de presión) a tanques diarios individuales (1000 litros) ubicados en la planta de habitación/sala para grupos electrógenos.

Bells Control fue asimismo la empresa responsable del suministro y la instalación en el edificio de 5 paneles de selectores de media tensión integrados por 21 selectores de media tensión, así como de la instalación de una red de cableado de fibra que incluía un sistema fotovoltaico y un G59. Los selectores, así como 150 disyuntores de baja/media tensión adicionales, se pueden controlar y utilizar tanto in situ como de forma remota por medio de un sistema de PLC auxiliar «en caliente». La resistencia del sistema aumenta de este modo al contar con un control auxiliar total en caso de un fallo de la red o del PLC.

Robert Scott, jefe regional de ventas para Reino Unido de FG Wilson, explicaba: «Skanska buscaba una solución fiable y rentable que diera buenos resultados a pesar de las limitaciones del edificio. Gracias a la experiencia técnica de todas las partes implicadas, el proyecto fue un éxito rotundo. Ha sido un privilegio trabajar en este proyecto que establece un punto de referencia y que se sitúa a la vanguardia del diseño».